La realidad del mercado es muy diferente a como era hace años, en un mundo sobre-informado, donde la competencia es voraz, los productos muy similares en cuanto a calidad y características, y los medios a través de los que impactar cada vez son más, crear una marca fuerte con la que los clientes puedan representarse es la mejor opción para destacar.

La supervivencia ante los constantes cambios de la actualidad puede depender de tener una marca fuerte, crear un intangible en el que los consumidores confíen y que incluso les haga olvidarse y pasar a un segundo plano aspectos como la calidad del producto o su precio. 

Cómo hacer branding

Como ya sabemos, la marca es la imagen que se instaura en la mente del consumidor sobre una empresa, lo que piensan sobre ella. El branding son todas aquellas acciones que, nosotros como empresa, llevaremos a cabo para crear esa percepción en el imaginario de los clientes.

Pero, ¿Cuál es la mejor manera de desarrollar una estrategia de branding y crear la mejor marca posible? 

Lo primero es establecer cuál es la misión y visión de la empresa, después hay que trabajar en todas esas acciones que nos harán llegar del presente al futuro, las cuales suelen ir recogidas en un documento denominado manual de marca. En el deben recogerse estas líneas de actuación que debe seguir la empresa, entre ellas: 

1- Perfeccionar la identidad de marca

Debes tener claro cuál es el público al que te diriges, dentro de un mismo mercado puede haber distintos nichos en los que centrarse y explotar. No se puede ser el mejor para todos.

Analiza al público y al mercado, establece una clara identidad de marca y atrae a todos esos clientes que puedan sentirse identificados con tus valores y mensaje. 

2- Pensar desde el punto de vista del cliente

Recaba información para saber cuáles son las necesidades y deseos de tus clientes, no pienses que lo sabes todo. Investiga (encuestas, datos de ventas, webs de competidores, entrevistas, etc.) y recaba todo el feedback que puedas, tanto positivo como negativo.

3- Crear mensajes personalizados a tus compradores

La segmentación es una de las mejores armas que nos provee el mundo digital, poder adaptar y enfocar nuestras acciones a los segmentos de población que nos interesan, en los que nuestro mensaje tendrá un mayor impacto. 

Para eso debemos establecer parámetros tales como edad, sexo, motivaciones, emociones, características, etc.

4- Mantener una consistencia en la imagen mostrada

Desde el momento en que definamos nuestra imagen de marca (lenguaje, tono, logotipo, colores, slogans, símbolos, etc.), todos los atributos que hemos representado en ella deben mantener una coherencia y una consistencia aparezcan en el medio o plataforma que aparezcan. 

Nuestra identidad debe ser siempre la misma, mostrando una cara amigable y fácil de recordar a la gente, para que se nos pueda identificar en cualquier sitio.

5- Utilización de las redes sociales como medio de expansión de tu mensaje

Uno de los mayores altavoces del branding son las redes sociales, donde debemos mostrar un lenguaje de marca coherente con nuestra identidad. También se debe definir la forma de interaccionar en RRSS con los internautas

6- Actualízate y no te quedes estancado

Adelántate a los cambios, no eches por tierra todo el trabajo inicial olvidándote de darle a tu marca la actualización que va a necesitar para seguir estando a la cabeza de su sector y superar a su competencia.

Cuáles son las mejores herramientas para llevar a cabo tu estrategia de branding

 

herramientas branding

Hay varios puntos que una estrategia de branding debe desarrollar como son el logotipo, tipología, RRSS, etc. Para poder desarrollarlos de la mejor manera posible, hay varias herramientas de las que te puedes valer: 

  • Herramientas de diseño gráfico: Illustrator, Photoshop, sketch, Canva, etc.
  • Herramientas para creación de logos: Designevo, Logaster, Graphic spring, etc.
  • Herramientas para elegir tipografía: Google fonts, Font flame, Typ.io, etc.
  • Herramientas para ayudar en la elección de colores: Coolors, Paletton, Colour lovers, Cohesive colors, etc.
  • Blog: La más potente de tus herramientas, donde mostrar tus conocimientos, evolución, cualidades, etc.
  • RRSS profesionales: A través de donde darás visibilidad a tu marca y a tus contenidos (YouTube o blog) e interaccionarás con tu target (LinkedIn, Twitter, Facebook, Instagram, etc.).
  • Herramientas de monitorización: Google alerts, google analytics, BrandYourself, Buzzsumo, metricool, google trends, etc.
  • Herramientas de automatización y programación: Hootsuite, Buffer, etc.

 

La figura del especialista en branding o Brand-manager

Como su propio nombre indica, será la persona encargada de gestionar y supervisar toda la estrategia de branding de la empresa

Es el encargado de que todo esté cohesionado, de que la imagen que ofrece la empresa siempre vaya en línea con las directrices pautadas y que todos los departamentos de la empresa trabajen de manera conjunta siguiendo los valores de marca.

Sus funciones no son exclusivamente de supervisar las comunicaciones. A esto se le suma:

  • La definición, supervisión y redefinición de la estrategia de branding
  • La conversión de los empleados en embajadores de marca
  • El análisis de los resultados para tomar después las decisiones oportunas
  • La gestión de la reputación y de sus crisis

El Brand manager será tu punta de lanza en la administración de tu estrategia de branding.