94 / 100

Casi la mitad de internautas españoles se pasan de 1 a 4 horas al día conectados a internet, según AIMC. El Instituto Nacional de Estadística indica en su último informe que el porcentaje de población comprendida entre los 16 y los 74 años que se conecta a diario a internet supera ya el 90% (90,7%). La era digital ya es un hecho consumado en una sociedad en la que no sabríamos sobrevivir sin aplicaciones como Google Maps o WhatsApp.

Por ello, la transformación digital de las empresas es la respuesta necesaria de las marcas ante esta necesidad digital que impera en la actualidad.

Está claro que un proceso como este tiene detrás una enorme lista de requisitos y tareas por hacer. Un buen ejemplo de ello son los análisis de datos, la estrategia o la innovación y tecnología (CRM, automatizaciones, etc.) necesarios para su consecución, aunque eso es un tema del que hablaremos en otra ocasión. Pero esta vez nos centraremos más en el cómo que en el qué.

A continuación hablaremos de cuán necesaria es hoy en día la transformación digital de las empresas, de las fases que la componen y de cuatro grandes ejemplos que ilustran todas las bondades que tiene el proceso de digitalización para una marca que pretenda dar el salto al mundo digital.

La transformación digital de las empresas, ¿es tan necesaria?

Ya hemos explicado previamente en qué consiste el proceso de digitalización en un sentido amplio de la palabra. Para esta ocasión, en cambio, centraremos la mirada en las aplicaciones y beneficios que puede tener para una marca la transformación digital y la adaptación a estos nuevos tiempos que corren.

Estos beneficios serán palpables a corto y, especialmente, a largo plazo y se podrían resumir de la siguiente forma:

  • Nuevas oportunidades de negocio. La globalización ha venido de la mano de internet, y hay que aprovecharse de ello. El mundo online abre infinidad de puertas a la hora de expandir tu negocio: Internacionalizarlo, diversificarlo en otras líneas de negocio, etc.
  • Procesos mucho más rápidos. Tanto la comunicación interna como la externa se ven tremendamente beneficiadas de la transformación digital. Esto provoca que cualquier proceso se vea agilizado y que, además, los trabajadores puedan mejorar su rendimiento.
  • Mayor capacidad de respuesta. No todo es bonito en esta digitalización de la sociedad. Esta se ha vuelto mucho más voluble y palpable de modo que la reputación de una empresa pase del todo a la nada en apenas unas horas. Por este motivo, tener las herramientas suficientes y estar familiarizados con ellas proporcionará una capacidad de respuesta mucho mayor en momentos de crisis.
  • Características del público. La transformación digital de las empresas permite a estas aprovecharse de nuevas fuentes de datos sobre su público, lo que la permitirá adaptarse mejor a él.
  • Mejora de la experiencia de usuario. El hecho de poner todo al alcance del consumidor solo hace su vida más fácil.
‘Máster Class impartida por Juan Merodio sobre la importancia de la transformación digital de las empresas’ Fuente: Canal de Juan Merodio

Digitalizar tu empresa, en 7 pasos

Como en todo proceso, la transformación digital de las empresas precisa de una hoja de ruta que marque todos los pasos a dar a la hora de hacer que una marca pase del modelo “analógico” y a ser una empresa digital. A continuación, detallaremos las siete fases más importantes de la digitalización:

¿Por qué es básica la transformación digital de las empresas? 7 pasos para digitalizar tu negocio y ejemplos 1
‘Actualmente vivimos tremendamente interconectados y la transformación digital de las empresas puede aprovecharse de ello’
  1. Adaptación. Lo primero de todo será aprender en qué consisten las técnicas relativas a la transformación digital y de qué manera podremos adaptarlas a nuestra empresa. En primer lugar conviene conocer bien la manera en la que se integrará esta nueva tecnología y la forma en la que repercutirá en la mejora de la experiencia del usuario a la hora de adquirir sus productos o servicios. El principal motivo por el que una empresa precisa de una digitalización es que esta no es una empresa digital y no conoce los procesos relativos a la transformación digital, por lo que el primer paso a dar será familiarizarse con esas técnicas y descubrir de qué manera podrían mejorar la actividad de la empresa.
  2. Investigación. Encontrar oportunidades en el mercado que anteriormente no estaban al alcance. Al digitalizar una marca, esta se abre a un mundo nuevo de posibilidades, en el cual se debe indagar cuál de estas oportunidades podrá remitir mayores beneficios. Quizás crear una tienda online, o puede que la internacionalización del negocio ante la facilidad para salvar fronteras,… varias pueden ser las claves de un nuevo y renovado modelo de negocio para la empresa. El ejemplo de LEGO y su narrativa transmedia, la cual que explicamos más adelante, resulta muy paradigmático.
  3. Aprendizaje. Pese a ser este un proceso digital, las personas juegan un papel crucial. Todos los trabajadores de la empresa deben estar implicados con la digitalización. Los trabajadores necesitan saber qué es el proceso, en qué consiste, qué beneficios conlleva y de qué manera les va a afectar diariamente. Son ellos quienes deben adquirir las competencias y las aptitudes necesarias, quiénes deben interactuar en este nuevo ambiente digital, y de ello depende que los objetivos prefijados lleguen o no a cumplirse.
  4. Transformación. Siguiendo la línea del paso anterior, el capital humano mantiene un alto grado de importancia en la digitalización de la empresa. El Departamento de RRHH, haciendo uso de una buena y fluida comunicación interna, deberá encargarse de que los trabajadores de la empresa conozcan de forma clara el porqué del cambio, sus impactos y forma de avanzar, donde los objetivos sean establecidos claramente, tanto a corto, mediano y a largo plazo. De esta forma es como se implicará a los empleados y la transformación digital será factible. Asimismo, existirán muchos elementos más allá de los trabajadores que se verán obligados a sufrir una transformación en este proceso de digitalización. La imagen de marca, las infraestructuras, nuevas herramientas digitales, conectividad a internet de calidad, canales de comunicación, departamento de marketing,… Estos, entre muchos otros serán algunas de las áreas que deberán adaptarse a la nueva transformación digital de las empresas.
  5. Desarrollo. Llega el momento de aplicar lo aprendido. Una vez nos hayamos familiarizado con las novedades que trae la digitalización, será el momento de empezar a enarbolar la estrategia digital que buscará lanzar la marca. Mediante esta estrategia, se buscará aplicar lo aprendido en las fases de adaptación y aprendizaje en aquellas oportunidades de mercado que hayamos descubierto durante el proceso de investigación. El responsable de marketing tendrá un contacto mucho más directo con el cliente, ampliando sus conocimientos del mismo y pudiendo seguir las líneas del marketing relacional poniendo al cliente en el centro de todas las decisiones. Ello es posible gracias a los nuevos medios digitales que antes no estaban a su alcance, y que mediante la generación y tratamiento de una gran cantidad de datos nos proporciona multitud de información sobre la que tomar decisiones.
  6. Implementación. Momento en el que se aplica todo lo explicado anteriormente, teniendo claro qué tecnologías resultan más útiles para la consecución de los objetivos marcados.
  7. Revisión. Una vez realizado todas las fases que componen el proceso de transformación digital de las empresas, conviene hacer balance de los costes generados y de los beneficios obtenidos, destapar los errores cometidos y buscar la forma de no volver a cometerlos. Esta fase resulta básica en cualquier situación, pues es la que nos proporcionará las claves que nos permitirán mejorar de cara al futuro.

Tras este proceso, es fundamental no salirse de las líneas marcadas y formar una identidad que se vea mejorada por la tecnología y los procesos digitales implementados. La transformación digital de las empresas deben suponer un cambio cultural desde la base.

Ejemplos de transformación digital

La crisis es el motor del éxito. En Estados Unidos, la cuna del emprendimiento mundial, está socialmente aceptada la idea de que si nunca te has arruinado no conocerás el verdadero éxito. Muchas de las mega-corporaciones que conocemos hoy en día y que están presentes en tantos ámbitos de nuestra vida, sufrieron alguna vez una crisis (monetaria, de valores, etc) que les hicieron cuestionarse su modelo de negocio y acometer reformas que les hicieran llegar de nuevo a la cima de sus sectores.

Es por esa necesidad de evolución constante que la transformación digital de las empresas ha llegado para quedarse. Cada vez son más (y más grandes) las empresas que dan el paso hacia la digitalización y llevan a cabo el proceso que hemos explicado en apartados previos, el cual las permite adaptar su modelo de negocio a los nuevos tiempos, conocer mejor a su cliente, atacar otros públicos o diversificar su actividad laboral, entre muchas otras posibilidades.

Aquí os presentamos cuatro casos de grandes y reconocidas corporaciones por todos y todas, las cuales realizaron su propio camino hacia la transformación digital:

¿Por qué es básica la transformación digital de las empresas? 7 pasos para digitalizar tu negocio y ejemplos 2
‘LEGO ha acabado produciendo cortos, películas y videojuegos utilizando las licencias de sagas legendarias como Batman, Star Wars o Harry Potter’
  • LEGO. Esta inconfundible marca danesa de bloques de construcción ha hecho las delicias de grandes y pequeños desde su nacimiento, allá por 1932. Pero, como toda empresa, independientemente de su tamaño o repercusión a nivel mundial, ha sufrido momentos de crisis en los que debe renovarse o, en este caso, digitalizarse. A partir de la década de los 90 el volumen de trabajo de LEGO fue disminuyendo hasta tal punto que, en el año 2004, estuvo a punto de declarar su bancarrota… momento en el cual se decidió reestructurar y llevar a cabo una transformación digital de la empresa, diversificando el negocio. Hoy, más allá de las figuras que todos conocemos, podemos disfrutar de nada menos que cuatro largometrajes distintos protagonizados por sus figuritas, videojuegos, series de animación, aplicaciones, herramientas educativas, etc. De esta manera, LEGO supo reenfocar su propuesta de valor para adaptarse a la sociedad actual y no ha ido nada mal (En 2020 se convirtió en la empresa con mejor reputación a nivel mundial).
  • BWM. Es de sobra conocido que la industria automovilística no pasa por su mejor momento. Por lo tanto era el momento para que el sector se renovase, y BMW lo supo ver. La legendaria marca alemana ha sabido estudiar a sus clientes y reinventarse, valiéndose de uno de los fenómenos que nos ha traído la transformación digital de las empresas: La economía colaborativa. Mediante el servicio denominado DriveNow, BMW ha apostado por la promoción de la movilidad sostenible, un concepto en clara consonancia con los valores de ecología y respeto al medio ambiente dominantes en la sociedad actual.
  • L’Oreal. Siendo ejemplo de identidad corporativa y líder mundial en la venta de cosméticos y productos estéticos, la empresa francesa supo ver más allá y adaptarse a la sociedad que venía. Ante la cada vez más complicada tarea de establecer conexiones ‘analógicas’ con nuevos clientes, así como con los ya existentes, se aventuraron en el entorno digital para poder crear nuevos espacios de encuentro con sus usuarios. De esta forma, mediante el uso de app’s como  Virually Makeup App, permite a sus usuarios simular cómo les quedaría un tipo de maquillaje u otro mediante el uso de la realidad aumentada. Caso similar es de la aplicación Style My Hair, que en su caso se especializa en distintos tipos de peinados. Todo un proceso de transformación digital de la empresa que la ha permitido mantenerse en lo más alto de forma constante tras más de 100 años de historia, haciendo gala de su capacidad de adaptación y, cómo no, de digitalización.
  • SEAT. Por último, hablaremos del caso de una empresa nacional tan conocida como SEAT. La automovilística española lleva años siendo referente mundial en lo que a transformación digital se refiere y es considerada como una empresa 4.0. (corporaciones que aprovechan los procesos digitales para mejorar y ser más eficientes). Este renombre es gracias, en buena parte, al programa lanzado en 2017 Breaking Fab, el cual se centra en la búsqueda de talento, invitando a estudiantes, nuevos diseñadores y startups a resolver problemáticas presentadas durante la producción de sus coches. De esta manera, SEAT supo ver cuáles eran las principales preocupaciones de la sociedad y de qué manera podía utilizar los procesos digitales para darles respuesta, apostando por líneas de negocio en las que la conectividad y la digitalización de sus vehículos son algo fundamental.  

En Walterman te ayudamos con la digitalización de tu negocio

¿Convencido de las bondades que tiene la transformación digital de la empresa? ¿Te gustaría aprovecharte de todas las ventajas y oportunidades que ofrece este proceso? Desde Walterman te damos las claves para llevarlo a cabo, te acompañaremos durante el desarrollo de la transformación digital de la empresa y te guiaremos para que tu marca se vea profundamente beneficiada de las posibilidades que ofrece internet.