>

La tendencia de las compras ha cambiado… para siempre

La influencia de las Recomendaciones

Durante mucho tiempo, los mercadólogos han entendido el impacto que tienen las referencias y recomendaciones de boca en boca sobre una marca y su éxito comercial. Sin embargo, más allá de la evidente amplificación que tienen dichas recomendaciones, las redes sociales tienen un impacto profundo sobre la forma en que los clientes buscan información y toman decisiones de compra.

Los clientes de la actualidad interactúan activamente con sus pares en plataformas de redes sociales como Facebook y Twitter, asesorándose sobre sus futuras decisiones de compra. Por lo tanto, los consumidores están utilizando cada vez más los canales de redes sociales para ayudarse a tomar estas decisiones. Las investigaciones de Forrester encontraron que el 54% de las tendencias de compra de las personas está directamente influenciada por la opinión que tienen los demás de la marca, y 60% de los clientes cambiaría sus decisiones de compra debido a una retroalimentación negativa en su red social. En términos sencillos, las redes sociales actualmente superan a los mercados tradicionales cuando se trata de impulsar las tendencias de compra de los clientes.

 

Ha cambiado el paradigma de las ventas

Las investigaciones del Harvard Business Review (octubre de 2010) van un paso más allá al sugerir que el ‘embudo’ de toma de decisiones deductivas tradicionalmente aceptado, no aplica en un mundo impulsado por las redes sociales, ya que el cliente comienza con una amplia gama de posibles marcas a elegir para satisfacer sus necesidades y posteriormente, reduce el número de opciones en cada etapa del proceso de compra hasta que toma una decisión. En lugar de limitar su elección de marcas/productos de un grupo inicialmente más grande, los consumidores involucrados en las redes sociales adoptan un enfoque de compra iterativo en donde comienzan con un grupo limitado de marcas con base en su conocimiento y experiencia respecto a una categoría o sector y posteriormente, a través de sus redes, buscan recomendaciones y soluciones adicionales, ampliando así el embudo de toma de decisiones. Con base en la fuerza de estas recomendaciones, el cliente va reduciendo el número de opciones bajo consideración hasta tomar su propia decisión de compra. Después de ello, los clientes utilizan sus redes para confirmar que sus decisiones fueron las mejores, lo cual influye sobre sus futuras intenciones de adquisición.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

contacta con nosotros

Hey! cuéntanos tus sueños ... podemos convertirlos en realidad!

Enviando

©Walterman Consultoría Estratégica, Marketing y Comunicación

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?